Alcachofa

Alcachofa información general

La alcachofa (Cynara scolymus) es una planta herbácea de la familia Asteraceae y podemos encontrarla en climas generalmente templados. La taxonomía de la Cynara scolymus corresponde a la siguiente clasificación científica:

Reino: Plantae
Division: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Asterales
Familia: Asteraceae
Subfamilia: Cichorioideae
Tribu: Cardueae
Género: Cynara
Especie: Cynara scolymus



Una vez pasado el invierno, la alcachofera brota todos los años en los climas templados llegando a alcanzar los 2 metros de altura. Es una planta con varias similitudes con el cardo, por ejemplo ambas poseen un conjunto de hojas segmentadas organizadas en forma circular, generalmente de color verde claro. La parte tierna y comestible de la planta se encuentra en unas divisiones laterales donde podemos encontrar las alcachofas.

alcachofa

Propiedades de la alcachofa

Dejando a un lado la gran cantidad de agua que tiene esta hortaliza, son los hidratos de carbono los componentes que más podemos destacar, así como la inulina o la fibra. Algunos de los minerales que se pueden encontrar en la alcachofa son el sodio, el potasio el calcia o el fósforo. Es una de las hortalizas con más vitamina B1, B3 y una pequeña cantidad de vitamina C. No obstante, los elementos que más nos benefician son un par de sustancias en pequeña cantidad, con buenísimos efectos en nuesto organismo.
La cinarina: un hidrocolerético con beneficios diuréticos encargados de ayudar a generar una gran cantidad de orina. Es una sustancia bastante ácida capaz de crear mayor secreción biliar disminuyendo la cantidad de lipoproteínas beta/alfa.
Los esteroles: los encargados de disminuir la filtración del colesterol del intestino.

Valor nutricional por cada 100 g
Energía 53 kcal 220 kJ
Carbohidratos: 10.51 g
 • Azúcares: 0.99 g
 • Fibra alimentaria: 5.4 g
Grasas: 0.34 g
Proteínas: 2.89 g
Agua: 84.94 g
Retinol (vit. A): 13 µg (1%)
Tiamina (vit. B1): 0.05 mg (4%)
Riboflavina (vit. B2): 0.089 mg (6%)
Niacina (vit. B3): 0.111 mg (1%)
Vitamina B6: 0.081 mg (6%)
Ácido fólico (vit. B9): 89 µg (22%)
Vitamina C: 7.4 mg (12%)
Vitamina E: 0.19 mg (1%)
Vitamina K: 14.8 µg (14%)
Calcio: 21 mg (2%)
Hierro: 0.61 mg (5%)
Magnesio: 42 mg (11%)
Manganeso: 0.225 mg (11%)
Fósforo: 73 mg (10%)
Potasio: 276 mg (6%)
Zinc: 0.4 mg (4%)
% de la cantidad diaria recomendada para adultos.

alcachofa

¿Engordan las alcachofas? La dieta de la alcachofa

Las alcachofas es uno de los alimentos más populares en todas las dietas, y debido a ello la sociedad creó el falso mito de “las alcachofas adelgazan”. Es cierto que la alcachofa es uno de los mejores alimentos para incluir en cualquier dieta gracias a que posee menos de 1% de grasa y muy pocos hidratos y proteínas. Esta hortaliza tiene un valor calórico muy bajo llegando a tener 22 calorías por cada 100g. Gracias a los beneficios de la alcachofa y su efecto diurético, la alcachofa se ha convertido en un alimento mágico para las dietas. No obstante, no existe ningún tipo de alimento que conceda milagros y te haga adelgazar. La alcachofa, con sus propiedades diuréticas, resulta ser beneficiosa siempre y cuando se complemente su consumo con una dieta rica y equilibrada.

Es decir, la alcachofa sólo ayuda a digerir las grasas, pero no produce lipólisis y si bien tiene un efecto depurativo, si nuestra alimentación es rica en grasas y azúcares, nunca ganaremos en salud, aún comiendo alcachofa.

alcachofa

La alcachofa y la gastronomía

La alcachofa en un alimento primaveral que se puede consumir en diferentes formas y como acompañante de diferentes productos. Es muy importante realizar bien su elaboración, desde saber como limpiar las alcachofas, conservarlas o saber como freirlas.

Recetas con alcachofas

Alcachofa con jamón

Esta hortaliza combina muy bien con la gran mayoría de alimentos, en este caso hablaremos de uno de los platos típicos de Navarra: alcachofas con jamón. El proceso de realización es realmente sencillo y no necesitas grandes conocimientos culunarios para disfrutar de una magnífica comida. Lo más importante será limpiar bien las alcachofas. Para ello deberemos quitarles las hojas de color verdoso dejando así al descubierto la parte tierna de la hortaliza. Las formas de elaborar este plato pueden variar pero por lo general, debemos calentar aceite de oliva con ajitos y un buen puñado de taquitos de jamón. Cuando empiece a dorarse, añadimos las alcachofas con unos cazos de caldo hasta cubrirlas y dejamos cocer 5 minutos. Un plato rápido y saludable con el que dejar impresionado a cualquier invitado.

Alcachofas con almejas

Como ya hemos mencionado anteriormente, el magnífico sabor de la alcachofa se deja disfrutar con la gran mayoría de platos. Un sencillo, pero elegante plato de almejas en salsa verde se puede mejorar acompañando el delicioso sabor a mar con el sutil aroma de la hortaliza. Dejando a un lado lo increiblemente sabroso que es este elaborado plato, las alcachofas con almejas es una manera súper saludable de comenzar una dieta antes de la famosa “operación bikini”.

También te podría interesar: